Hipster alert: conocé Freewrite y decile chau al mainstream

Si querés demostrarle al mundo que sos el más hipster de tu barrio, Freewrite es para vos. Pero prepará tu billetera porque lo under no sale barato.

Freewrite 2 culturageek.com.ar

¿Cómo definir a Freewrite sin sonar mainstream? Le planteamos esa pregunta a nuestro grupo de investigación formado exclusivamente por hipsters pero, ante la desesperación, todos terminaron renunciando; lo bueno es que dejaron en nuestras oficinas sus tazas de Starbucks y sus cassettes de una banda de chamamé-folk low-fi de Groenlandia. Así que vamos a intentarlo nosotros:

Todos los que dedicamos nuestros días mayormente a escribir nos encontramos con una permanente lluvia de interrupciones y distracciones; nos contestan un tweet, suena el teléfono, mandan a tu grupo de Whatsapp un video de gatitos que parecen hablar, o simplemente no nos sentimos inspirados. Como respuesta a eso nació Freewrite, la manera más ineficiente de escribir sin distraerte.

RELACIONADO: Ruggie : un despertador especial para dormilones

Físicamente, Freewrite es bastante similar a una máquina de escribir eléctrica (de hecho sus creadores la llaman “la primera máquina de escribir inteligente) pero, por supuesto, viene con un par de diferencias bastante grandes: para empezar, solo pesa aproximadamente 1.8 kilogramos, más o menos lo mismo que una notebook pequeña. Además, cuenta con una pequeña pantalla E-ink (como la de los kindles de Amazon) donde podemos ver lo que escribimos con el teclado mecánico (que tiene switches Cherry MX Brown, para ese sonido y sensación de máquina de escribir clásica).

Freewrite culturageek.com.ar

Pero ¿por qué “inteligente”? Freewrite no solo cuenta con almacenamiento interno (en el sitio del fabricante no especifican la capacidad), sino que, al conectar nuestro Freewrite a Wi-Fi por medio de una perilla muy retro, se sincronizará automáticamente con nuestro servicio de almacenamiento en la nube favorito (bueno, siempre que sea Google Drive, Dropbox o Evernote, ustedes se lo pierden, usuarios de OneDrive).

Y ahora mismo estarán pensando: “¿Cuánto cuesta este invento tan poco práctico y cómo puedo conseguirlo?” y la respuesta es muy simple: en este momento, en su sitio oficial, Freewrite está disponible (en una amplia gama de colores que va del negro al… negro) a la venta por 499 dólares estadounidenses. Sí, así como lo leen, más que una consola Next Gen y más o menos el triple que una laptop base que podríamos usar sin Wifi con el mismo propósito.

¿Ustedes usarían una Freewrite? ¿Qué métodos usan para evitar distraerse a la hora de escribir?