Conocé Pregnancy Pro, la prueba de embarazo Bluetooth

Los hogares del futuro estarán definidos por la interconexión e interacción entre los electrodomésticos pero, ¿es necesario que todo esté conectado a internet? ¿Todo? Si te parece que incluso las pruebas de embarazo deberían estarlo, el Pregnancy Pro es para vos.Cultura Geek First Response prueba de embarazo bluetooth

Todo acerca de los embarazos tiene una mística muy especial y genera muchísimas emociones en todas las partes involucradas. Es algo que cambia la vida de varias personas y da lugar a una nueva – todo es magia, hasta que nos ponemos técnicos y nos las arreglamos para meter tecnología porque, ¿por qué no?. Con el avance del Internet de las Cosas, la tendencia a hacer que todos los productos en nuestros hogares se conecten entre sí y trabajen en conjunto, hoy suma un nuevo gadget dedicado a las pruebas de embarazo, el Pregnancy Pro de First Response.

Relacionado – HOT: 6 apps sexies para salir de la rutina y ser el mejor en la cama

Este es un test de embarazo digital que usa bluetooth para conectarse a una app y dar toda la información pertinente a un posible embarazo en la pantalla de un teléfono o tablet. O sea, es un test como cualquier otro, pero compatible con smartphones, cosa de que si te da positivo puedas capturar la pantalla y compartirla en las redes sociales. El otro beneficio de la app es que, en caso de dar positivo, también tiene la capacidad de estimar cuántas semanas lleva y dar una posible fecha para el eventual parto. Claramente esto no es un reemplazo para una visita a un médico real, pero sí da un poco más de información acerca del futuro retoño que los tests tradicionales.

Más allá de todo, el First Response es interesante por no ser un test descartable, y que además da información relevante para quienes estén buscando traer un nuevo clon de sí mismos al mundo (ah, ¿los bebés no son eso?). Por eso, también tiene un modo de seguimiento de el ciclo menstrual, que indica los días más fértiles y calcula para cuándo llegarán “esos días”. La pregunta que no tiene respuesta es, realmente el público preferiría esto a una prueba tradicional? El libre mercado lo dirá.