Científicos chinos teletransportaron partículas fuera de la órbita de la Tierra

Investigadores chinos teletransportaron un fotón desde el desierto de Gobi a un satélite orbitando a quinientos kilómetros de la Tierra. Lo lograron gracias al enmarañamiento cuántico, un proceso en el que dos partículas reaccionan como una sin conexión física entre ellas.

A principios de los años 90, los científicos especulaban que la teletransportación solo podría ser posible usando la física cuántica. Desde ese momento, el proceso se convirtió en una operación estándar en laboratorios de óptica cuántica en todo el mundo. Por ejemplo, el año pasado, dos equipos lograron la primera teleportación cuántica fuera de un laboratorio .

Ahora, investigadores de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de China, tomaron el proceso y lo llevaron algunos pasos más adelante: Teletransportaron con éxito un fotón de la tierra a un satélite que orbitaba a más de 311 millas de distancia.

El satélite, llamado Micius, es un receptor fotográfico altamente sensible capaz de detectar los estados cuánticos de los fotones individuales disparados desde el suelo. Micius fue lanzado para permitir a científicos probar varios bloques de construcción tecnológicos para las hazañas cuánticas incluyendo criptografía y teleportación.

RELACIONADO – Un grupo de científicos “grabó” una película en ADN

El equipo de científicos no sólo teletransportó el primer objeto desde el suelo hasta la órbita sino que también creó la primera red cuántica de satélite a tierra, a pesar de que la distancia recorrida fue relativamente corta. Hay apenas 500 kilómetros entre la estación terrestre y el satélite en órbita que recibió la partícula. Se trata de un hecho histórico, no sólo por el logro, sino también por la metodología implementada: el fotón del satélite y el que se encuentra en la Tierra son el mismo. De esta manera no sólo lograron una teletransportación, sino tener además a un mismo objeto en dos sitios a la vez.

Esta investigación abre el camino para estudios aún más ambiciosos de la teletrasportación cuántica. “Este trabajo establece el primer enlace tierra-satélite para la teleportación cuántica fiel y de ultra-larga distancia, un paso esencial hacia la Internet cuántica a escala global”, expresaron los científicos Chinos.

RELACIONADO – Stephen Hawking habló sobre el futuro de la sociedad y la Tierra