American Gods: Producción de alto nivel con filosofía y Dioses “entre nosotros”

La serie basada en la profunda novela de Neil Gaiman, American Gods, llegó a la TV para instalarse como una super-producción a gran escala. Te contamos de qué se trata, quiénes son los protagonistas, qué secretos tiene el guión, por qué tenés que verla y mucho más, ¡en esta nota!

American Gods es la nueva serie de Starz basada en la exitosa novela de Neil Gaiman, creador del célebre personaje Sandman. Ya de base, podemos decir que el producto llegó a la televisión de la mano de grandes artistas. Se juntaron Bryan Fuller y Michael Green para adaptar este libro publicado en el 2001.

Fuller es conocido por sus trabajos en Star Trek: Voyager, Heroes, Hannibal, Star Trek: Discovery, entre otros. Y Green es un especialista en el traspaso de lo escrito a lo audiovisual. Hizo su labor en Sex and The City, Smallville y películas como Green Lantern, Blade Runner 2049 o Logan. Ambos se unieron para crear este proyecto televisivo que analizaremos, American Gods.

Comencemos con el argumento. La serie tiene unos primeros minutos muy particulares. Un hombre está con pluma en mano escribiendo un relato, que en este caso es un ¿cuento? nórdico del 813 A. C. Los vikingos están pidiéndole a su Dios que mediante el viento les envíe alguna señal para saber que rumbo tomar. Después de varios sacrificios la brisa aparece. ¿Fue su Dios o un simple viento que proviene de la presión atmosférica de la naturaleza como explican los libros de ciencias?

Ahora ya comienza a situarse en nuestra época, hoy mismo, en el siglo XXI. El protagonista Shadow es liberado unos días antes de la cárcel para llegar al velatorio de su recién fallecida esposa. Se toma un avión para volver a su ciudad, y en el vuelo comienza un camino que le cambiará para siempre la vida. Conoce a Wednesday, una persona que sabe el pasado de Shadow, su vida y por qué está en ese viaje. ¿Quién es? O mejor dicho ¿Qué es?

Wednesday le ofrece trabajo a Shadow como guardaespaldas/seguridad y emprenden un viaje juntos. Tal como dice la serie, se trata sobre American Gods (Dioses Americanos). Shadow empieza a tener otra visión de la vida, ya que Wednesday le presenta personas muy particulares, raras, con conocimientos y poderes que nunca pudo imaginar. ¿Qué son? Lo dice el título, Dioses. Pero no es ningún spoiler, porque ahí no radica la cuestión, sino en cómo son presentados.

RELACIONADOS – ¿The Handmaid’s Tale es la serie del año? Una crítica social pocas veces vista en TV

Lo argumental es tan atractivo como la forma de presentar e introducir a los Dioses. Hay un claro recurso filosófico hacia el espectador, el de Platón. Recordemos que el filósofo griego plantea el famoso mundo inteligible (ideas) y el sensible, y el ejemplo que utiliza es el del libro de la República, la alegoría de la caverna. Como sabemos, unos hombres encadenados viven dentro de una caverna y creen que lo que ven es la realidad. Ven sombras y formas, y para su concepción esa es su verdad. Uno se logra desencadenar y sale de esa caverna. Ve con sus propios ojos que el mundo no era como pensaba, que las sombras eran simples reflejos de otros hombres. ¿Te suena este recurso, no? Matrix siempre presente. Algo así le pasa a Shadow (y a nosotros), que en ese camino se da cuenta que el mundo no es tan como lo concebía, los Dioses realmente existen, están y siempre estuvieron entre nosotros. Las decisiones que creía que eran del destino o de la naturaleza, como la muerte, clima, avances, conmemoraciones, fueron tomadas y creadas por Dioses que estaban a nuestro lado. La analogía es casi literal, porque Shadow estaba en la cárcel / caverna. Ahora está saliendo del mundo sensible, el de los sentidos, y va conociendo al real, el de las ideas, en el que sus concepciones no son las reales, según Platón, claro.

No hay que dejar de resaltar la cantidad de Dioses que se presentan. Pero no nos referimos al número, sino a la diversidad. Realmente muestran Dioses y seres mitológicos de todas las culturas que te puedas imaginar. Desde deidades religiosas, como el catolicismo, deidades regionales, como la nórdica o africana, hasta deidades del mundo moderno, como lo es la tecnología. Una historia que realmente tiene mucho para contar y desenvolverse.  Claro, los que leyeron el libro ya están al tanto de todo, pero no por eso van a dejar de verla. ¡Su producción es impresionante!

Hablando de Dioses, quienes los interpretan son actores y actrices de primer nivel y eso ya marca la diferencia. El protagonista, Ricky Whittle, lo conocimos en la actual The 100; y luego reconocemos artistas como Gillian Anderson (The X-Files), Cloris Leachman (ganadora del Oscar por The Last Picture Show), Ian McShane (Pirates of the Caribbean), Jeremy Davies (Lost), Peter Stormare (Prison Break), y varios mas.

american gods

RELACIONADO – Chance: Debuta el nuevo thriller psicológico de Hugh Laurie

Para interiorizarnos meramente a la propuesta visual, la producción completa es algo que merece aplausos y halagos. El tratado de cada imagen es digna de lo que plantea la trama de Dioses. Cada una de las deidades está hecha y presentada con los máximos detalles. Desde el color y particularidad de su vestimenta, hasta el sitio donde viven. Las diferentes locaciones y set de grabaciones fueron pensados y diseñados teniendo en cuenta cada mínimo fragmento. La pared, puerta, raspones, mesas, nada estaba al azar. Gracias a todos estos detalles, hace que cada vez sea mas grande el fuera de campo. Osea, lo que no se muestra pero si se imagina. Una habitación en American Gods es tan minuciosa en cada rincón que dan ganas de ver la casa entera. La fotografía, digna de aplausos.

La propuesta del montaje de incorporar Inserts es uno de los grandes acierto de American Gods. Con el fin de mostrarnos que los Dioses siempre estuvieron entre nosotros, eligieron momentos exactos de la historia (importantes o no, eso no influye) y los desarrollaron.

Otro atractivo es que juegan mucho con el “Alcance” de la información de la historia. Los estudiosos del cine, Bordwell y Thompson se refieren con alcance, a la información que conocemos nosotros como espectador y la que conocen los personajes. Lo atractivo es que como público nos ponemos en la piel de Shadow, pero Wednesday si tiene saberes mas amplios. Queremos alcanzarlo pero no podemos.

American Gods viene con una propuesta original gracias al gran Neil Gaiman. Por suerte Bryan Fuller y Michael Green no se quedaron atrás y la producción audiovisual también es digna de resaltar. Se viene una segunda temporada y morimos por conocer más Dioses. Si todavía no viste la serie, podés verla en Amazon Prime Video.